Buenovel

Descargar el libro en la aplicación

Download
Capitulo 24

Pero antes de salir de su habitación y ver a su madre se permitió pegar su cuerpo al de Fara, para enseguida comenzar a besarle la oreja y después las mejillas hasta que fue despertando y al hacerlo sus ojos verdes se abrieron provocando algo inefable en Gretel, fue una emoción difícil de explicar que la hizo feliz, enormemente feliz, sabía que era feliz, que tenía una buena vida, pero ahora tenía a alguien más que la hacía feliz, Fara ahora formaba parte de ella y de su vida.

-Te amo – le dijo Gretel a Fara sin dejar de mirarla a los ojos  verdes tan claros como la mañana.

Fara se estremeció y le sonrió llena de emoción, beso a Gretel con fervor y se abrazaron unos instantes en silencio antes de vestirse y bajar a desayunar.

 Una vez en la mesa, Gretel y Fara se habían puestos coloradas por la presencia de Antonella que trato de no mostrarse igual de torpe que ellas, no quería hacerlas sentir incómodas, pero tampoco quería que se repitiera lo de anoche.

-¿Durm