Buenovel

Descargar el libro en la aplicación

Download
LXXVIII Verdades a medias

Sam hojeaba la revista de modas, sin prestarle mucha atención. Todos sus sentidos estaban enfocados en Anya Sarkov. La mujer la había invitado a tomar un té a la terraza y Sam no pudo negarse, en parte porque era la madre de su novio y también porque no deseaba hacerla enfadar. Sin embargo, la razón más importante era otra. Estaba segura de que la mujer estaba al tanto de las oscuras andanzas de su esposo y quién sabía de qué más.

—Los diseños de Jean Lu fueron un éxito en la semana de la moda de París. Mi boutique traerá la colección con modelos exclusivos, podríamos ir de compras.

Sam la miró boquiabierta. Esa sí que era una propuesta inesperada. Se recuperó prontamente, intentando actuar con naturalidad.

—Claro, señora. Yo con gusto la acompaño.

—Necesitas algo especial para ir a la cena de la empresa la próxima semana ¿Vlad ya te invitó?

—No, señora.

Él ni siquier