Buenovel

Descargar el libro en la aplicación

Download
CAPITULO 53

ARIEL

—La policía esta conmigo—me dice dándome esperanzas—ya vamos para allá, espérame.

La esperanza renace con sus palabras y miro a mi pequeña que se limpia las lágrimas. Me duele tanto ella, pero creo que sin ella aquí no lucharía como lo estoy intentando.

—No demores amor por favor, estamos en un sótano y no sé dónde específicamente pero si dentro del bosque porque Sofía lo vio todo…no sé qué piensan hacernos…

De solo pensarlo se me forma un espantoso agujero en la boca del estómago.

—Con la policía, ya estamos trabajando en.,..

No escucho lo que me dice porque sencillamente abren la puerta dándole paso a uno de los secuestradores congelándome al instante. Se me viene encima y mi única reacción es hacerme a un lado utilizando todas mis fuerzas con la