Buenovel

Descargar el libro en la aplicación

Download
Yamila.

Yamila.

Yamila tenía problemas , decía la gente.

Yo la creía maravillosa. Un poco loca tal vez pero es explendida y llena de vida. Aunque también sufría y como sufría. Pero finalmente conmigo se mostraba maravillosa tenia ideas sobre la vida, extrañas, locas pero atractivas. Su cuerpo se sobresaltaba , se movia. Algunas de esas ideas grandiosamente atractivas tanto, que, algunas de ellas parecián ser irreales. O talvez no parecián ser logicas en el momento. En la presente situación en que nos encontrábamos. ¡ y vaya qué situaciones , circunstancias! y toda esa m****a.

Yamila venía a visitarme,  yo vivía en una casa precaria a unas 10 calles de casa de su madre. Ladrillos rústicos a la vista , una habitación , una cocina y entre medio de estas dos un baño que las dividia  y ni siquiera llegada con sus paredes al techo El inodoro era movible. ¡ y valla ni siquiera le había ajustado al suelo!. Pero a yamila no le importaba todo eso y cuando llegaba Yo solía decirle.

- mejor si nadie te ve entrar, es decir, no le digas a nadie que vienes a verme solo pasa , sin que los vecinos se den cuenta ¡y ya!

- ¿ te avergüenzas de mí?. pregunto ella. 

- No es eso. Le decía. - solo no quiero dar explicaciones tú sabes cómo es la gente en este pueblo corren más rápido que la luz. Y tu....

- ¿Y yo qué?. Acaso. ¿ soy fea ,inmadura? ya tengo 18 años y no me considero de tal modo. ¡ contesta!. Y se paraba frente a mi frente frente a mis ojos y los ponía fijos en los míos ¡ contéstame!. ¿ te avergüenzo?.

- No. Ya. No es eso.Le dije. - hazme caso o no vengas más , solo quiero evitar comentarios.

Recuerdo. Se sentaba como una niña regañada , y ,  sin emitir palabras por un rato yo la miraba sus ojos eran de los gatos de un color maravilloso.

- Ya deja de hacer eso , esta bién. Es suficiente.  Tú sabes ¡te quiero!.

 Supongo que buscaba asegurarse de que yo pagará por lo planteado, creo, que le daba cierta seguridad de mis sentimientos reales por ella que yo me disculpase. 

Ya sabía cómo manejar la situación Y supongo que ella también, la mayoría de noches en que me visitará había sucedido esto. 

Sonreía maravillosa la amaba.

Yamila - está bien decía y se acercaba con la energía de una niña y me besaba y me abrazaba - te amo, te amo. Y me repartía besos por toda la cara , era cálida, loca pero tierna. Realmente me sentía a gusto con ella.

 " pero la gente decía que hablaba cosas extrañas que tenía idea extrañas y que estaba loca".

Recuerda una vez.

 - ¿ te estás cogiendo a la loquita del pueblo? ¡es bonita!. Exclamó. - Pero está loca,  es más , creo que le gustan las mujeres también. Toda la gente del pueblo lo anda comentando. Me dijo alto y Río. Era un vecino era un hombre que trabajaba en La cosecha de Caña dulce Yo pensaba que era bruto y no tenía modales y moderación alguna al dirigirse a las personas. ¡Pero ya ven . Yo tampoco los tenías con yamila. Lo consideraba bruto a él y yo también era un bruto. Simplemente me sentía bien con ella. Hacíamos el amor nos emborrachabamos, fumábamos, hablábamos de cualquier ocurrencia. ¡Todo fluía maravillosamente.!.  ¿ porque hacerle caso a ese hombre?. ¿ Porque hacerle caso a toda esa gente? Y.. ¿quién era esa gente?. 

-  ¡Te la chupo!. Decía y debía fumaba y me desafiaba con esa fría, pero, sensual mirada. 

-Vámonos de aquí. me dijo una noche.

- ¿Y a dónde iríamos ?. No había entendido lo que le sucedía Simplemente no tenía aquella capacidad que ella sí.

- no lo sé. Quiero irme no quiero volver a casa. Aunque sea por un tiempo. Me samarrio un poco de los hombros como si estuviera implorandome. 

- me falta aire es cansador trato de hacer lo mejor que puedo. Es decir, hago las tareas de casa , cuido de mi hermano menor. De Alan. Hago lo mejor que puedo. Yonh. Necesito aire. ¿ serías capaz?. - ¿ puedo quedarme esta noche mañana aquí y mañana?.

- ¿aquí conmigo dices? 

 -¿ tú quieres? Pregunto.

- sí dije aunque, No ,  dije en mi interior. 

  Toda compañía larga terminada por molestarme. Aunque la compañía fuera la maravillosa yamila.

- Mañana veremos , por que...tal vez valla a ir a visitar a mis hermanos y a mi madre llame comprometido con ellos.

- ¿es un sí, o un  No?. No me vengas con vueltas.

No quería herirla.

- mañana veremos. Dije

- okey. Por lo que veo, no quieres. 

- No es eso. Me comprometí muchas veces y rompí la promesa de visitar a mis hermanos , y , sobre todo a mi madre. Y pretendo no hacerlo ahora, podrás entender.

- Okey. dijo secamente y su corazón entristeció se apagó. Aquella noche. Se sentía ignorada y era lo que más le heria,  pues según yo,  sabía ; aunque no estaba muy seguro.  Creía saber la raíz de ese dolor. Su familia le ignoraba ignoraba todo lo que le puse diera pasar a yamila. Tiene muchos fastidios en casa. pensé pero yo no estaba dispuesto se me figuro que simplemente no la amaba y poco a poco se fue yendo. 

 Las visitas se volvieron menos frecuentes.   Y yo me había predispuesto a no admitir en esos momentos qué la extrañaba yo la extrañaba aunque no quisiera admitirlo en esos momentos.

Paso un tiempo.

La busque,  le telefoníaba, le mandé unos mensajes por las redes sociales y no obtenía respuestas de ella. 

Le había herido.

¡ pero un día volvió , pero,  no era la misma!.

  Yo bebia en plena oscuridad  mantenía el vino de un lado y la gaseosa del lado opuesto de la silla.

Finalmente teléfono W******p ya habián pasado 6 0 7 meses de la última vez, en él que, la había visto.

- Hola ¿Estas ? ¿Y cómo?.

 Me sobresalto en el espíritu una especie de alegría tu compañia era familiasca.

En esos tiempos ya me visitaba nadia. Era una buena chica. Tenimos sexo, ella pagaba las bebidas y comidas. Bueno. todo eso eso, pero , todo aquello no me satisfacía cómo beber, como dialogar, como fumarme unos cigarrillos y coger. Como lo haciamos con Yamila. 

- ¡Hola.. sí estoy !. Me encuentro bien y tú. ¿ Cómo has estado?. 

- Uf ¡Qué bueno!  respondió yamila y le agregó una carita feliz y prosiguió ¿ Estasen tu casa? ¿ o sea en tu casa y no en la de tu madre?. 

- sí estoy estoy solo. Conteste. Me sentía solo , no mantenía contacto con mis hermanos ni , con mi madre por ese entonces. Habíamos tenido discusiones.    Nada importante. Cosas típicas de familia y personas emocional y económicamente inestables y yo era demasiado orgulloso para decir ¡ me estoy sintiendo , solo!. Y aunque la amaba , o al menos eso creia, lo último que querría parecer y mostrarme bulnerable, sobre todo frente a Yamila. ¡Puedo quedar atrapado acá!. Me dije. Simplemente respondí.

 - ¡ Si estoy!.

- hora a hora y media estoy. Aún no me he bañado.

- ¡genial!. respondi a su mensaje de W******p. - ¿ te compras Philips 20 cuando pases por el dragster de los Isa?. Cuando llegues a casa te devuelvo el dinero. ¡Te espero!. Agregue.

Todo se encontraba lejos, la casa de mi propiedad estaba como a 10 calles de la ruta principal , y a medida que uno se apartaba de la ruta principal las casas se encontraban más aisladas , al igual qué los postes de alumbrado público. De hecho dos cuadras antes de llegar a casa el alumbrado finalizaba.

Y yo me encontraba por fuera, en el patio de enfrente bebiendo y bebiendo en aquella terrible, y funesta oscuridad y soledad. 

 pero el regreso djamila o el solo hecho de enterarme de qué había vuelto al pueblo me había traído un poco de luz ,para finalizar , al menos por esa noche al sombrío y funesto paisaje a todo aquello dentro y fuera.

- está bien.  Pero luego me devuelves ¿ si? no tengo mucho dinero, en realidad no tengo dinero. Recalcó. - De todos modos llevaré. 

- okey. Te lo agradezco. Dije.Yo tampoco disponía de mucho dinero y debía solventar mis necesidades hasta el viernes era miercoles , hasta entonces, había ido a la cosecha del limón y no había sido capaz de ser constante durante toda la semana. Ya me encontrado bebiendo. Igualmente me gastaría el poco dinero en la noche en el cso de que fuera necesario ¿¡ que mas da¡?, ¡ luego me las arreglo! . Me dije.

Solo deseaba pasar un buen rato con Yamila. Es decir , toda esa noche.

Abandoné a todo allá fuera, solo cargue el vaso repleto de vino y lo lleve conmigo al baño. Me bañé, y , en especial me lavé bien la folla. Vesti ropa limpia. Limpié un poco por dentro de la casa. Y Volví al lugar inicial, cargue el vaso nuevamente, lo pasche  y el líquido se derramó por mi garganta, y aguarde.

Siempre que ya me la estaba próxima a llegar me enviaba un último W******p diciendo... - ¡llegó!. O ¡ estoy!.. Pero esta vez fue contrariando a lo habitual, simplemente, se me apareció.

- ¡permisooo...!. Dijo secamente y me levanto la mano con la pantalla encendida en su celular, con el fin ultimo, de que , yo pudiera verla en tal oscuridad.

El cercado era de postes de madera y alambres de puas.  El terreno no tenía portón y nada de eso.

- ¡Pasa.  Dije y me dirigí a la llave de luz para iluminar fuera. En el patio.

 - se acercó, me beso.

- ¿ Cómo has estado? Pregunté nuevamente. - es que ¡ tanto tiempo no te veo!.

- ¡cierto!.  y me ofreció esa sonrisa maravillosa.

- Te vez espléndida. Dije.

- como siempre. dijo presumiendo.

- sí Exacto concuerdo. Le sonrei.

Yamila - Estuve bien, en Buenos Aires visitando a mi padre, y sentando cabeza un poco ¿ y tú?. 

- Qué bueno.  Me alegro por ti, de veras. Y.. Por acá Cómo puedes ver, todooo... igual ¡ pasa!. Le dije. 

Y le rodea con el brazo por la cintura.

- tús cigarrillos. Su Temple y su mirada permanecían más tranquila de lo habitual no se habían alterado por mí insignificante presencia. Todo indicaba que aquel viaje  casa de su padre la había cambiado. Aunque no lo tenia claro. Yo procuraba descubrir el " porqué " del evidente cambio. En el desinteres que había persivido en Yamila. 

 Tenía toda la noche , ¡pero ella, es decir, la noche, al fin se había iluminado! y el tiempo con las cosas allá dentro y allá afuera seguían marchando y con el , con el tiempo, mutando.

La bese y me beso pero acorto el beso más  de lo habitual. - esperame un poco , hace tiempo no tenemos sexo. No nos vemos. Esperaré a que retomé la confianza en mí y se distiende quisiera relaje abrirse. Distinguirse como antes.

intente invitarlrle un poco de vino.

- No.. Solo gaseosa. Dijo.  - Por favor. 

 - ¿Ya no tomas alcohol? ¿ o  es qué no te gusta el vino que compre?. ¿ Es eso?.

- No no te preocupes. Solo que hace tiempo deje el alcohol. y el cigarrillo. Bueno se me hace más difícil pero reduciendo la cantidad, en fin.

- Me parece bien ¿  pero.. ni una copa?. 

- No. dijo ella  y río marvillosa.

-  Está bien. dije. Como concordando por el cambio, y no quería insistirle, ni incitarla a los vicios. - ¡ Valla , en verdad , la quiero!. Pensé que era lo mejor para ella, aunque quería que beba fume y tenga sexo conmigo , aunque lo último finalmente ocurriera, controlada y borracha.

 - Sonn cosas del diablo. dijo.

- ¿ Que ?. pregunte secamente y desorientado. 

- Qué son cosas del diablo ¡tú lo sabes!.

- te has vuelto una mujer de fe , ¿ o qué? y me reí como un tonto.

- sabes que... ¡ sí!.. Estoy llendo a un iglecia. 

- ¿ iglesia dices m? ¡puros chantas!. Me retracte. Estaba arrepentido por lo dicho. - si te hace bien Bienvenido sea y le sonreí me gustaba más la perra, atrevida y borracha. 

- sí me hace bien y tú deberías de probar también.

- Yo solo quiero probar de ti. Dije  

- No juegues por favor. Mira. Estoy hablando de que todos necesitamos en un momento de la de la vida. Comulgar con Dios. Es inevitable.

- no necesito ir a una iglecia para eso. Realmente no me apetece hablar del tema. Simplemente me es indiferente. Espero, no te ofendas.

- para nada perooo.. sí lo deseaaas...

- ya , ya. dije. Está bien.

- ¿te molesta?. Aún me quieres. 

- ¡vaya que si te quierooo.! y no me molesta en lo más mínimo. Como te he dicho antes el tema me es, indiferente. Pero te agradezco de todas formas te avisaré....

Le guíñe un ojo. Como señal de complicidad.

- bueno por cierto. Dijo de repente.  - Por lo que veo no vino Nadia.  Entrecomillo con sus dedos y deslizo la mirada por el total de la casa. - ¡ Hooyy!.  destacó.

- No no vino. No me has dicho que me quieres. Le reclame como para cambiar de asunto. ¿Me sigues queriendo así ?. 

- ¿Asi como?

- ¡ como estooo..!. ¿así como soy? ,es que no hay mas que esto.

- claro , en caso contrario aquí. Y me beso intensamente. Luego, hicimos el amor. 

Volvio dos o tres veces , pero ya era rutinario. En fin hasta que su evolución espiritual le dictara,  que, yo era un eterno y persistente pecador. Y ya no quiso ensuciar su alma y carne conmigo. Desde entonces no la No la volví a ver. Tampoco la busqué.

  

Capítulo siguiente