Buenovel

Descargar el libro en la aplicación

Download
CAPÍTULO 29.

" Finalmente llegó ese día. El día en donde la vida me mostró que no siempre las personas son lo que aparentan y que son capaces de hacer cosas tan despreciables y horribles solo por la egoísta razón de obtener lo que quieren. 

Sentirse ridícula era parte del paquete, siempre he pensado que todas las personas tenemos algo de egoístas, pero hay quienes sobrepasan este egoísmo."

Aileana observaba aburrida las flores que un día antes Diago había mandado, mientras su cabeza estaba recargada sobre su mano con la otra tomó la tarjeta de las flores que estaba a la vista.

" Buen día, espero te gusten las flores... Necesito que para mañana me dejes dos horas libres después de mi regreso, ya que quiero descansar... es una orden."

Aileana solo sonrió al pensar en lo extraño que era su jefe y la manera tan peculiar de ordenarle una tarea. Apesar