Buenovel

Descargar el libro en la aplicación

Download
CAPÍTULO 23.

Aileana se sentó en una banca, se encontraba frustrada, ya que apesar de haber buscado durante toda la mañana un nuevo empleo , no lograba conseguir nada .

Ella suspiró, cerró sus ojos y dejó caer hacia atrás su cabeza.

Sintió como alguien jugaba con su cabello , rápidamente abrió sus ojos viendo al que considera al amor de su vida.

—¿Que haces aqui? ¿ No deberías estar en el trabajo?

Ella sonrió.

—¿ Cuál? ¿ El trabajo donde me despidieron, por unas estúpidas razones?

—Aieleana, ¿ Te despidieron? ¿Cómo? ...Lo siento. 

—No te preocupes ya caerá algo, además no me pagaban tan bien ¿Dime que haces tu aqui? pensé que estarias en casa todo el dia cuidando a tus hermanos menores.

—Tenía unos asuntos que hacer, pero ya termine ¿Quieres que vayamos a comer?

—¡Claro!

Ella se levantó de la banca con un semblante más animado para acercarse a Graham que permaneció en el mismo sitio...

La obscuridad casi