Buenovel

Descargar el libro en la aplicación

Download
CAPÍTULO 12

—¿Entonces ayer te la pasaste con tu abue?

—Si, la verdad fue muy agradable pasar un tiempo con ella tenía un tiempo que no lo hacía.

—Aunque te noto triste.

Aileana suspiró con un poco de nostalgia.

—Mi papá y yo tratamos de convencerla que se viniera a vivir a nuestra casa, pero por más que intengamos no accedió.

—Es que imagino que para ella es difícil dejar el lugar donde ha vivido mucho tiempo.

—Pues si, pero eso me entristece ella esta enferma y aunque mi papá se hace cargo de sus gastos , nos gustaría tenerla en casa oara poder cuidarla mejor, pero ni hablar no se pudo.

—Por cierto ¿ Cómo van con lo de la casa?

Acair y su hija se habían mudado de casa hacia unos años, cuando lo hicieron fue por el alquiler de esa nueva casa, ya que era una casa muy modesta pero espaciosa y el alquile