Buenovel

Descargar el libro en la aplicación

Download
Capítulo 21

La primera semana de trabajo de Meg transcurrió deprisa, de hecho, ella pensaba cada día que estaba viviendo un sueño. Las tareas eran duras, en especial cuando estaban relacionadas con pacientes que se encontraban en estado grave, o a los que había que darle malas noticias, esa era siempre la parte que menos le gustaba, y la que más le costaba llevar a cabo, pero por lo demás, era completamente feliz desempuñando su recién estrenado puesto como enfermera.

Levy era un jefe comprensivo, y nunca cuestionaba nada que estuviera relacionado con su vida privada, como por ejemplo, su necesidad de salir los viernes a las tres.

Aunque Meg no había dicho en el hospital que tenía un hijo, si que les había dicho que necesitaba salir los viernes a las tres, y Levy lo había autorizado, sin hacerle preguntas. Hoy era el primero de esos viernes, y iba con una sonrisa pintada en el rostro.

Nunca