Buenovel

Descargar el libro en la aplicación

Download
Capítulo 51

Unos golpecitos en la puerta lo sacaron de sus pensamientos lastimeros. Se vistió y fue a ver quien no dejaba de llamar.

-Señor, disculpe, pero Celeste Paredes está aquí –le anunció Richard.

-Avisaré a Ángela.