Buenovel

Descargar el libro en la aplicación

Download
Mi poderoso omega
Dante sintió como sus rodillas se ponían inestables y su cuerpo tembló violentamente mientras su palma estaba sobre el vientre de Lukyan. Hilos invisibles de poder se enlazaban entre sus dedos haciendo que picaran. Su rostro se puso tan pálido que Lukyan pensó que se iba a desmayar. Lo rodeó con los brazos y lo sostuvo rápidamente. Verlo colapsar dos veces sería demasiado para él, ya había pasado por el susto antes. El gran lobo parecía de gelatina y sus temblores eran muy notables. La cabeza de Dante cayó pesadamente hacia adelante y las lágrimas calientes mancharon el pequeño hombro de su esposo.

Lo volvió a rodear con sus brazos y lo apretó contra él. Quería comprobar que era verdad, que lo que había dentro de su omega era cierto. Que no estaba soñando. Apenas si era perceptible pero el poder que emanaba su interior se había conectado con él llenándolo de un calor reconfortador que alejaba todos sus miedos. Era como si el cachorro que se formaba le decía que estaría bien y que espe