Buenovel

Descargar el libro en la aplicación

Download
Verdades

Falco y Dmitri los recibieron en la entrada. A pesar de que el rostro del beta no mostraba alteración, sus manos como puño y el ceño ligeramente fruncido le dio a entender a Dante que le daría un puñetazo en el medio de la nariz si no se ponía a la distancia adecuada. Así era la confianza que se tenían.

-Bastian- le indicó con la cabeza al lobo y dejó que él hiciera su magia, calmando a su esposo.

-Hermano- Dmitri lo abrazó con una palmada en la espalda -Futura reina- hizo una leve inclinación de la cabeza hacia Lukyan y volvió su atención a su gemelo para gritarle-¿Se puede saber qué te pasa? Casi nos jalamos los pelos intentando contener a este beta que no se le podía hablar porque estaba tan tenso por tanto papeleo. No te vuelvas a desaparecer así, al menos di para dónde vas-

Dante sonrió levantando sus hombros con