Buenovel

Descargar el libro en la aplicación

Download
21... unidos

Cristal estaba luchando por su vida, ella seguía con la idea de que muerte se le llevara por haber intentado suicidarse por el dolor de su hijo cerro sus ojos solo escuchando el sonido de la máquina que la mantiene aún con vida, sintió un frio que le hizo mirar

“Muerte” su voz era quebrada, muerte tomo la mano de cristal la cual estaba fría.

“Tranquila amor todo será un poco extraño, pero tienes que ser fuerte no te dejare” la soltó alzando su oz ella solo le sonrió cerrando sus ojos muerte se sentía feliz pero preocupado porque ya no volverá ver a ninguno de sus amigos impulso su oz quitándole la vida a cristal.

muerte regreso a su mundo con una sonrisa de oreja a oreja al llegar vida estaba con la bombilla de cristal apagada este la tomo dejándola en su lugar, pero en uno especial cerro los ojos esperando el momento en que el alma de cristal vagara, vida se acercó a él con algo entre sus brazos.

“Muerte” dijo vida este volteo impresionado.

“creo que es tuya”

cristal despertó en el hospital, pero nadie la hacía caso alguno salió con una túnica blanca camino por las calles habitadas, pero nadie le hacía caso se sentía extraña muchos de sus recuerdos se borraron se estaba asustando.

al cruzar la calle vio que un auto venia se quedó parada por el miedo cerro los ojos al volver a abrirlos seguía de pie miro que paso siguió su camino.

cristal no podía creer lo que acaba de ver salió corriendo hasta su casa entro sin problema viendo que todo estaba apagado callo de rodillas sin entender nada.

“¡Muerte donde estas!” grito llorando.

“¡muerte!”

“Cristal” dijo muerte, lo miro con lágrimas recorriendo sus mejillas por la emoción le abrazo.

“Que…”

“Amor perdona por demorar, pero cuando fui al hospital ya no estabas así que esperé hasta escucharte” acerico su mejilla.

“y te encontré” cristal no quería soltarle tenía miedo.

“Estoy muerta”

“Si amor tu alma estaba vagando, pero ahora ya no” dijo tomando sus manos.

“vendrás a mi mundo, ahora será tu hogar y nadie nos separará”

“Si amor” dijo besándole, abrió el portal a su mundo al llegar cristal tomo una forma de persona vestida de un sencillo vestido blanco y muerte su forma normal.

“Cristal”

“Vida” se acercó abrazándole.

“Vida, está bien”

“Si esta de tu lado”

“¿De qué hablan?” sonrieron los dos.

“Hay una pequeña sorpresa que quiero mostrarte amor” dijo tapándole los ojos vida se quedó mirando como muerte llevaba a su lado a cristal por aquel gran pasillo al llegar casi al final se detuvieron le destapo los ojos dejándola mirar una cuna.

“Muerte” dijo llevando sus manos a su boca.

“es…” sus lágrimas se hicieron presente.

“Si amor es nuestra hija” cristal se acercó tomando a la pequeña niña en brazos su piel era blanca, cabello oscuro, tenía más parecido en la muerte acaricio su mejilla delicadamente.

“Hola hija soy tu mama y este hombre es tu papa, aunque sea frio y un mentiroso nos quiere y mucho, aunque no lo demuestre” dijo en un tono cantarina, muerte la abrazo sin apretar a la pequeña.

“Gracias amor”

“De que”

“Por darme una familia, por conocerte y que fueras solos mía”

“Amor soy solo tuya ahora nadie podrá separarnos”

Capítulo siguiente