Buenovel

Descargar el libro en la aplicación

Download
12... trampa

El lugar vacío del sillón donde acostumbraba sentarse la muerte junto a cristal desde el día que discutieron la muerte no ha regresado.

se ha sentido muy sola por su ausencia ya ha pasado un mes que la culpa invade a cristal, Eduardo es solo un amigo de infancia, pero por la muerte es… amor, dejo escapar un pequeño suspiro caminando a la cocina no quería pensar que la muerte ya no la quería sintió de repente un escalofrío recorrer su cuerpo una sonrisa se marcó en el rostro de cristal.

“Regresaste” dijo mientras le abrazaba el accedió a su abrazo extrañando su calor.

“Quise darte un poco de tiempo para que disminuyera tu enojo”

“Eres malo me hiciste falta, tonto” dijo cristal entre risas se separó de él viéndole aquella capucha negra.

“También te extrañe” dijo mientras la volvía abrazar.

la muerte y cristal siempre rompen y unen su lazo de amistad se ha visto muy poco con Eduardo solo por estar con la muerte, cristal se sentía más feliz alado la muerte solo que al decirle que ya no le podía ver este se molestó.

cristal iba de camino a su trabajo, pero una camioneta se estaciono en frente de ella bajaron dos tipos intento huir, pero fue inútil.

“! Muerte ¡” solo pudo gritar antes de que le callaran al meterla a la fuerza a la camioneta acelero lo más rápido que pudo.

la muerte apareció viendo aquel carro yéndose regreso a su mundo yendo al lado de la vida.

“¡Vida!” dijo desesperado.

“Que pasa muerte”

“Necesito que me busques a cristal” suplico la vida atrajo su bombilla mirándola y a los culpables.

“quiero escuchar”

“Listo amor ahora que piensas hacerle”

“Pues ni siquiera sé porque grito como loca muerte” se burló sujetándola del cabello.

“Por favor no me hagan nada”

“Cállate conduce rápido” ordeno, la vida cerro la imagen.

“A donde van”

“No sé, pero necesitamos esperar muerte” la muerte no soportaba esperar temía que fueran a hacer algo.

Pasaron 20 minutos vida volvió abrir la imagen que estaban en una bodega su prima y Eduardo besándose ella estaba con la cara tapada, la muerte se enfureció que sus ojos se volvieron rojos la vida le acompaño al sitio.

“Que pasa que tiro esta tipa” quejo Eduardo, Eva fue a ver, pero ella amarrada.

“No está sentada” escucharon que se cerró otra puerta.

“Esto no me está gustando” dijo Eduardo caminando, pero choco con alguien sus miradas era llenas de temor al ver aquel hombre de capucha negra con una oz Eva intento huir, pero la muerte le cerró las puertas.

“Por favor no nos hagas daño”

“Ustedes se lo hicieron a mi novia” su voz era tenebrosa, impulso su oz quitándole la vida a Eduardo.

Eva se quedó congelada de ver como su novio caía muerto al suelo, se acercó viéndole.

“Tu…tu novia”

“Si, tu prima es mi novia” dijo arrebatando su vida.

La vida se separó de la muerte al ver que estaba sola bajo con cuidado al escuchar pasos se escondió entre las cajas viendo que Eva se asomó al volver a entrar se apresuró desatándola

“por favor…”

“Silencio, tranquila cristal soy yo vida” susurro.

“Vida gracias a dios” dijo al dejarle ver se quedó sorprendida en donde se encontraba.

“que hago aquí”

“Te lo explicare luego vamos” salieron a un pequeño callejón cristal no puedo evitarlo más abrazo a vida.

“gracias vida”

“No te preocupes cristal me alegro que estés bien” dijo accediendo a su abrazo.

“¡Cristal!” miraron que era la muerte se alejó de vida abrazándolo comenzando a sollozar.

“estas bien”

“Muerte… tenía miedo”

“Tranquila ya estoy aquí mi cristal”

“Pero quienes fueron”

“Tu prima y Eduardo” dijo vida.

“Qué, pero…”

“Todo fue una trampa cristal, pero tranquila” volvió abrazarle.

“ya estas a salvo”

Capítulo siguiente