Buenovel

Descargar el libro en la aplicación

Download
7... lárgate

Despertó queriendo levantarse, pero sus brazos le tenían rodeando su cintura miro a su lado frunciendo el ceño.

“Muerte, muévete” exigió.

“No, dormir a tu lado no es suficiente recuperar esta calidez por haberte perdido trece años”

“Muerte tu ni siquiera duermes vida me lo dijo”

“A veces me cae mal la vida, pero hay que quedarnos recostados" se enojó zafándose de su agarre con fuerza

se levantó para ir al baño encerrándose con seguro para tomar una ducha, pero, aquella voz le hizo asustarse.

“¿porque cambiaste?”

“No te incumbe saber aparte tu eres el culpable”

“¿yo? que hice”

“Enserio quieres que te diga muerte” dijo cristal, la muerte se quedó impresionado por la ira en su mirada.

“Dime” su voz se tornó aún más seria.

“De acuerdo, cuando era pequeña, aunque no me quería era mi madre, pero gracias a ti que te la llevaste, mi padre me vendió a uno de sus tantos imbéciles amigos que me maltrataba por eso me tuve que ir a un orfanato, un ángel me quiso como su hija y te la llevaste me quitaste a la única que si me quiso solo regresé por mi trabajo, pero no por ti” sonrió.

“inclusive me sentía feliz de haberte dejado en el olvido como un simple amigo imaginario”

“Ya te dije que es mi trabajo, además, no puedes culparme igual que todos por tomar lo que una vez fue prestado, la señora que te adopto ya había llegado su hora cristal”

“Y mi madre”

“Tú crees que no me dolió a mí también saber que me lleve su alma por ese motivo es que te deje sola porque pensé que me odiarías”

“Qué bueno que lo pensaste porque te odio muerte ¡te odio!” grito con furia saliendo del baño a la mitad de su cuarto le del brazo.

“Es mi trabajo cristal y no sabes cómo me siento al ver a los humanos: llorando, rezando y odiándome por llevarme a sus familiares”

“Pues no te debe importar mi odio desde que te llevaste a mi madre nuestra amistad se destruyó ¡¡déjame sola!!”

“Dices tener 21 aunque actúas como ¡de 5 años!”

“Mira quien lo dice el que ni siquiera tiene corazón ni sentimientos que es solamente ¡un demonio!” la muerte se enojó golpeándole una fuerte bofetada, cristal solo pudo tocar su mejilla tibia e hinchada.

“Perdón… no quería… es que”

“Lárgate… no quiero volverte a ver… lárgate” su tono era gélida, bajo su mirada desapareciendo de la habitación de aquella chica con solo el silencio como compañía.

Los días pasaban desde ese día que la muerte golpeo a cristal no ha vuelto a oírle, estaba sentada en la sala viendo la tele ya que era su día libre reflexionando en el odio que le tiene a muerte que no le lleva a nada bueno.

Al final fue mejor que se llevase a su madre adoptiva ya era demasiado mayor para seguir sufriendo en cama y su madre siendo torturada diario con los maltratos de su padre, se sintió culpable de haber insultado a la muerte.

“Cristal” miro rápidamente de donde provenía desanimándose de ver a la vida.

“Vida” se levantó abrazándole

“Podemos hablar” asintió ella, sentándose en el sillón tomando sus manos.

“cristal sinceramente odias a la muerte”

“No sé… es que él se llevó las almas de mis madres”

“Pero sabes porque”

“Si, era su hora de mi madre adoptiva pero mi mama”

“Cristal la muerte se llevó a tu madre porque ella sufría mucho aparte que ya estaba en mal estado” dejo escapar un suspiro desalentador

“al ser la vida me entero de las tragedias que esconden los humanos y tu madre tenía un secreto”

“¿secreto?”

“Sufría de cáncer ya bastante avanzado le quedaba poco tiempo a nadie le dijo, pero siempre quería mostrarse fuerte”

“Pero escuche que estaba gritando ese día”

“Tu padre termino por matarla al golpearle”

“No puede ser” las lágrimas mancharon las mejillas de cristal, vida tomo su rostro limpiando con sus pulgares tiernamente.

“La muerte cometió una insolencia le quito su vida a tu padre”

“¡¿Cuándo pasó eso?!” exclamo impactada

“Hace años, cuando se enteró que te vendió se llenó de ira que ni siquiera yo conocíamos… lo mato por el odio de que le quitaron a su mejor amiga”

“Pero tú también eres su amigo” negó sonriendo.

“Él es un ser muy solitario desde que nuestro señor nos dio los cargos, siglos atrás la muerte era feliz con llevarse las vidas de pecadores, pero al paso del tiempo se comenzó a sentir solo” dejo escapar una pequeña risilla

“soy la vida cristal todos la celebran y cada vez que despiertan suspiran por poder ver la luz del sol un día más, muchos me quieren incluso mayor numero personas que veas me quieren pero a la muerte distinto, lo odian por llevarse sus familiares más queridos el muchas veces me preguntaba, porque o que hago para que me quieran hasta que te conoció, tú fuiste como la luz que ilumino aquel ser oscuro cada vez que regresaba de verte me mentía que iba a disfrutar los paisajes de la tierra con una sonrisa de oreja a oreja, él te aprecia mucho, el día que tuvo que llevar a tu madre regreso deprimido por ti teniendo en mente que te perdió para la eternidad y odio a él porque es su trabajo llevarse las vidas el me pidió que te digiera eso… todos estos años ha estado encerrado en su completa oscuridad y soledad de su lado de los muertos solo escuchando aquellos llantos e insultos que le mandan pero su más grande dolor fue tu perdida”

“No…no puede… fui muy cruel con él” se cubrió el rostro con sus manos.

“Cristal perdona, pero me conto de ese día”

“Vida no sabía nada ahora me odiara”

“No cristal” le miro.

“la muerte en su inmortal vida nunca te odiaría él está realmente arrepentido por haberte golpeado llego casi llorando a nuestro mundo contándome lo que te hizo”

“Que puedo hacer vida, ya perdí su amistad”

“Cristal si lo quieres pelea y discúlpate, aunque no tengas culpa de aquello”

“No sé… le insulte muy feo me siento mal él fue mi alegría de pequeña y ahora le rechace… soy una malagradecida” bajo la mirada.

“Cristal él te perdonara eso te lo puedo asegurar”

“Crees que aun quiera volver a ser mi amigo” se marcó una sonrisa divertida en el.

“no lo creo”

“Era de esperarse, verdad”

“bueno amiga no creo que quiera más bien pequeña conexión más sentimental”

“¿De qué hablas?”

“él te ama Cristal”

Capítulo siguiente