Buenovel

Descargar el libro en la aplicación

Download
5... regreso

la muerte continúo haciendo su trabajo depresivo cuando quiso ir a ver a su única amiga esta ya no estaba en su casa escucho entre la conversación del padre que la había vendido a otro señor.

La muerte por furia arrebato su vida al regreso la vida le reclamo por ese acto no ordenado este no le dio explicación alguna.

han pasado los peores y solitarios años para el siempre soñaba en volverla a ver, abrazarla, ser feliz en cambio se queda sentado viendo aquellas bombillas apagadas.

Estaba sentado solo viendo la lista de muertos escuchando el pequeño tintineo.

“Muerte tienes misión” dijo la vida, la muerte dejo su lista tomando su oz cubriendo su rostro.

paso a su lado cuando la vida le detuvo

“muerte ya no la recuerdas ¿verdad?”

“Sus ojos eran de color miel”

“Muerte solo te estas lastimando en recordarla, déjala ir”

“Ahorita regreso” dijo fríamente abrió su portal a su víctima.

impulso su oz tomando su vida, siempre que está en el mundo humano se queda mirando a la gran luna y sentir el viento de la noche que fue cuando conoció a cristal.

en eso un camión de mudanza llego en la casa de alado y un pequeño carro enfrente de él, miro que bajaban los señores sacando las cosas del pequeño carro bajo una chica joven que igual miro la luna.

Regresando a recuerdos de su pequeña niña, pero no le dio importancia regreso a su mundo al ponerla en su lugar, se volvió a sentar pensando en su pequeña sintiendo un gran pesar en el pecho.

Mientras la chica que recién llego al terminar de meter sus cosas ella ingreso a su nueva casa.

después de haber huido a un orfanato que la trataban con la punta del pie una señora mayor la adopto criándola como su hija decidida a mudarse ya que su nuevo trabajo le quedaba lejos, paso las peores muertes de su vida sin poder entender que aquel hombre de capucha negra, le quitaba las personas más importantes de su vida.

comenzó a desempacar en una de las tantas cajas que tenía callo una fotografía, al cogerla sintió un dolor en su pecho ver a sus padres cuando tenía 5 años la dejo en el sillón para irse a recostar para mañana proseguir con lo suyo.

vigilando las bombillas divirtiéndose de las locuras, aquella bombilla provoco quedarse congelado, era la pequeña amiga de la muerte que ahora era una mujer, la vida se movía de un lado a otro ansioso, si la muerte se entera de que ella volvió querrá volverle a ver, pero, si no le dice seguirá depresivo toda su eternidad, se encontraba en dos decisiones importantes, su voz le hizo alterarse.

“Vida pasa algo”

“porque la pregunta” dijo en tono nervioso jugueteando con sus manos

“estas muy ansioso, todo está bien”

“No… digo si”

“Vida” se cruzó de brazos.

“ya dime que te pasa que viste”

“Nada muerte, será mejor que me valla” quiso pasar a su lado, pero la muerte le cerró el paso colocándose enfrente de el.

“este…”

“Vida ya dime” ordeno

“Está bien, recuerdas a tu amiguita”

“Si porque” se altero

“Bueno veras…”

“Que, ya dime que le ocurrió” exclamo en tono preocupado el temía que muriera.

“Bueno pues…la acabo de ver y sé que se acaba de mudar de nuevo donde antes vivía” la muerte se quedó perplejo.

“Como era”

“Vela por ti mismo” entraron al lado de la vida le enseño como era, la muerte se quedó impresionado de no reconocer a su amiga.

“No puede ser…”

Capítulo siguiente