Buenovel

Descargar el libro en la aplicación

Download
25

Capítulo veinticinco

No le dirigí la palabra en todo el camino, por mas que me cueste admitirlo aun estoy molesta y no creo que se me quite pronto. El auto de mí oadre esta estacionado fuera de la casa así que creo que me voy a librar de la charla que me esta pensando dar Eliodas, me baje de su auto casi corriendo

  - Hola papa - lo salude y se bajo del auto -¿si estabas aqui por que o me llamaste? - bese su mejilla

  - es wue vine sin avisar, ya casi me iba

  - ¿sin verme? Tienes que estar bromeando,  nunca vienes a verme y cuando lo haces te vassin oasar -negué - sígueme - no me preocupe por Eliodas, con la vision periferica lo vi que sequedo de pie junto asu auto, entre en mi departamento y mi oadreme siguió - ¿quieresalgo de beber? 

  - dame un poco de agua - se sento, esta muy silencioso y pensativo. Le lleve el agua yme sente frente a el, espere a que vaciara el contenido antes de hablar

  - ¿ahora si me vas a decir q