Buenovel

Descargar el libro en la aplicación

Download
3

Capítulo tres

Desperté a la mañana siguiente, estoy acostada en mi cama, me toco la cabeza. Me duele un poco, no recuerdo prácticamente nada de lo que sucedió, solo pequeños flachasos que vienen y se van. Me levanto y salgo de la habitación, me golpea en la cara el tremendo desorden que hay por todas partes, este departamento parece un campo de batalla.  Veo a Yeison en la cocina, está fregando. No entiendo nada de lo que está sucediendo, estoy segura de que en cuanto entré en el baño con Eliodas él cayó desmayado, incluso traté de despertarlo y no pude. 

  - buenos días - lo saludé, espero que él hable a ver si puedo atar cabos y no meter la pata como hago siempre

  - no te quise despertar, por el desastre que vi en la casa tuvimos una noche muy movida - respondió sin volverse a mí, el cree que tuvimos relaciones y yo no me siento ni siquiera culpable, ¿o seré yo la equivocada y si estuvimos? Puede que Eliodas sea solo parte de un sueño. En realidad nunca he escuchado de demonios interesados tanto en una humana como para perseguirla por la ciudad - lástima que no recuerde nada. Te dije que no me dieras tanto vino

  - lo siento - por más de una Ramón, aun si tuve relaciones con él no lo recuerdo. Las escenas que tengo en mi cabeza involucran a otro hombre o demonio o lo que sea - es que nos emocionamos 

  - te pediría repetir, pero tengo que ir a casa a bañarme y luego al trabajo. - eso me alegra, con lo confusa que estoy ahora no quiero repetir, bajo ninguna circunstancia

  - lo entiendo - en serio no puedo creer que no sepa con quién me acoste, y si no fue con Yeison. ¿cómo es que él no lo sabe, se seca las manos se pone su chaqueta y me besa, no siento ni un cuarto de lo que sentí cuando ese demonio me besó. Si es que lo hizo

- espero que me llames pronto, quiero repetir lo de anoche y acordarme de todo - odio la m*****a incertidumbre, voy a poner cámaras de seguridad en mi casa.

  - puedes estar tranquilo, te llamaré pronto - se fue, gracias a dios. Necesito un momento para aclarar mis ideas. Necesito recordar lo que dijo Eliodas antes de que cayera desmayada. Sé que dijo algo, esto es malditamente frustrante

Recogí todo, la casa quedo hecha un desastre, los platos que quedaron vivos ya Yeremi los fregó, me asome en el escurridor y comprobé que no fueron muchos. Tendría que comprar algunos platos, pero la perdida valió la pena, además de eso todo lo demás era reparable, y en su mayoría solo reguero. Una hora después todo está organizado, así que puedo bañarme e ir al trabajo

 - buenos días - saludé cuando entré por la puerta de la tienda, de verdad este lugar es como mi segunda casa, aquí me tranquilizo y puedo pensar con más calma. Sigo teniendo esos flechazos, lo escucho hablando pegado a mi oído "quiero escucharte gritar humana, eso si me va a hacer disfrutar" recuerdo que dijo eso, definitivamente no sería algo que Yeremi diría

  - buenos días Yosi - saludo mi jefa, Mariane sacandome de mis absurdos pensamientos, mientras más me fuerzo menos recuerdo - te llegó un paquete - señalo con su cabeza al mostrador, me extraño bastante, no recibo cosas a no ser que sean de mi madre y ella no utiliza cajas de tiendas departamentales - por favor muévelo de ahí antes de que abramos - no sé que puede ser, yo tampoco pedí nada

  - sin problema Mariane, en seguida me encargo - fui al mostrador y cuando abrí la caja no podía creer lo que había dentro, un juego de platos que debe costar una fortuna y una tarjeta "no es para disculparme por lo de los platos, es para tener que romper la próxima vez" y firmada por el demonio más descarado que conoceré nunca, Eliodas. Eso mata todas mis dudas, no fue Yeremi quien estuvo dentro de mí anoche. Por más que me hubiera gustado que asi fuera, esto es una complicación con la que no contaba, ni siquiera sé que pensar de esto, por el amor de dios él es un demonio.no me puedo sentir atraída por un demonio

  - ese es un regalo un poco peculiar, pídele que mejor te dé flores - dijo Merlin, mi compañera sin tener idea de lo loco que era todo, lo más normal en lo que está sucediendo son esos platos en la caja, no le preste ninguna atención.  Mi cabeza esta centrada en averiguar porque demonios Eliodas cree que volveré a tener relaciones con él, por más que lo haya disfrutado. Entonces lo recordé, recordé todo lo que sucedió, la manera en la que me toco, las sensaciones y también lo que me dijo justo antes de que perdiera el conocimiento" no intentes estar con nadie más, a partir de ahora eres mía". Creo que me metí en problemas. Un demonio reclamando a algo o a alguien como suyo no es broma, no sé hasta que punto quiere apoderarse de mí. Si es que ya no lo hizo porque si soy sincera tengo que reconocer que no puedo dejar de pensar en él, en su acento y en sus bonitos ojos de tormenta.

 - Yosiane - me gritó Merlin - despierta, pareces un zombi - sonreí aún sumergida en mis pensamientos

Capítulo siguiente