Buenovel

Descargar el libro en la aplicación

Download
Capítulo 81

EVERLY

Me meto una fresa en la boca, mientras desayuno sola, pensando en mi plan, es muy arriesgado pero hasta ahora Emma y Bruno son los únicos en los que confío en este momento. León Verne se ha ido a su trabajo y me he quedado sola con el Anticristo de Dominic. Quien gracias a Dios no ha aparecido, llevamos aquí dos semanas y he tratado por todos los medios de alejarme de él.

Si comemos procuro hablar de cosas banales si las pregunta mediante respuestas llenas de monosílabos. Trato de no encontrarme con él, de no verlo, en pocas palabras sí, lo estoy evitando y tampoco es como que él haga el mayor intento por hablar conmigo.

—Maldito —murmuro.

Le doy una nueva mordida a mi tostada francesa cuando entra Dominic con su cabello rubio alborotado, sus ojos azules me recorren el cuerpo y maldigo el haberme puesto unos shorts de seda para dormir y una blusa de tirantes a juego, que por cierto hace que se noten mis pezones endure