Buenovel

Descargar el libro en la aplicación

Download
Desesperanza

"Me llamaste padre" 

La señorita Mi Soo fue al encuentro de su padre fuera del palacio, al parecer tenia importante información que darle. El ministro apoyaba fuertemente los planes de su hija, era igual de ambiciosa que él, pero a diferencia de él, ella no tenía ningún rastro de paciencia a la hora de esperar. 

"Ciertamente" 

"¿Qué desea?" 

"Encuche que mandaste a matar a la joven Sejabin" 

Un pequeño escalofrío se apoderó de su espina dorsal, si su padre sabía del atentado, seguramente le llamaba para proporcionarle una buena reprimenda. 

"No solo has hecho mal las cosas, sino que también has fallado en lograr el objetivo" 

"Puedo explicarlo..." 

"No me interesa escuchar excusas vac&iacu