Buenovel

Descargar el libro en la aplicación

Download
66. Final
El tiempo ha llegado.

Las caretas han caído.

Los secretos se han callado.

Pero el orden ha sido restaurado.

Los ojos de Adriano observaron la sangre de sus manos con horror. ¿Él había asesinado a su hermano? No había nadie más en la habitación asi que la respuesta fue afirmativa.

Su horror fue en aumento cuando vio como todo lo que un día su hermano mantuvo fuerte y unido, el imperio familiar fue sucumbido bajo las manos de los únicos que podrían hacer algo en un momento donde los leones peleaban, las malditas hienas, los zorros.

Supo en ese momento que el destino ya estaba sellado y que en todo caso lo único que le quedaba a él era obedecer, sus manos estaban manchadas de la sangre de su hermano. Como Caín había pecado. Lo peor de todo es que había una parte de él que se alegraba sencillamente porque sabía que tenía vía libre para estar con la mujer de su hermano.

Sacudió la cabeza cuando los ruidos de miles de agentes de la policia entrando por todos lados lo alarmó a tal punto que l