Buenovel

Descargar el libro en la aplicación

Download
17. La viuda negra

—¿Cómo te llamas niña?—preguntó Alan Kaiser a la niña tirada en el suelo del motel. Sus hombres pronto lo siguieron.

Ya no quedaba excepto la miseria.

No respondió.

Simplemente clavó sus ojos en los del hombre ya entrado en años.

Él hizo una señal con la mano a sus hombres para que se fueran y los dejaran solos.

Ella se encogió sintiendo su diminuto cuerpo temblar, se abrazó a si misma esperando lo peor. Ni siquiera sabía como había sobrevivido.

—¿No tienes nombre?—preguntó el hombre incrédulo.

—Se que ya lo sabe—respondió ella dándole la espalda.

—Ah, por fin respondes—sonrió el hombre pasándose una mano por su corto pelo de color negro.

—Quiero salir de aquí—susurró ella con la mirada fija en la pared.

—Has