Buenovel

Descargar el libro en la aplicación

Download
20

El rostro de Ethan se volteó por completo cuando recibió la bofetada de parte de Winter, inmediatamente él se llevó una mano en la mejilla y suspiró con fuerza al darse cuenta de que esta vez en verdad todo se había ido al carajo. 

—No entiendo, sinceramente no entiendo en qué momento te sentiste con el derecho de besarme. Déjame dejarte algo bien claro Ethan. En ninguna parte de nuestro contrato establece que tú puedas besarme, de hecho no recuerdo que nuestro contrato estableciera que tú y yo tengamos que relacionarnos así que es mejor que dejes de intentar controlar mi vida. Lo que tú en verdad quieres es que nadie se entere de mi existencia así que no tienes porque preocuparte porque en verdad nadie va enterarse que el bebé que tengo dentro de mí es tuyo.  A partir de este momento yo