Buenovel

Descargar el libro en la aplicación

Download
13

Ambos permanecieron en completo silencio, observando el oscuro color del lago. El jardín apenas era iluminado con la luz de la luna y las lámparas que había por todo el lugar. Pero incluso si todo el lugar estaba oscuro y hacía frío, Winter había decidido quedarse un poco más. 

—¿No me lo permitirás?—preguntó ella, volteando a verlo. 

Ethan ni siquiera contestó, simplemente se quedó en silencio, observando el lago mientras pensaba en lo que ella acababa de pedirle. Permitirle ir a trabajar podría ser completamente arriesgado pero a la vez estaba conciente que ella no podía vivir encerrada por nueve meses. Sentía que la mejor opción era hacerla trabajar cerca de él, colocando un puesto de trabajo donde pudiera tenerla vigil