Buenovel

Descargar el libro en la aplicación

Download
TE PERDONO.

Por otro lado, en Colombia, Adelina estaba feliz con la propuesta de Anna quien cumpliendo con su promesa había ido a buscar a Samuel, él estaba complacido de verla, pero no sabía cómo reaccionar y más en el momento que Ana le pidió que debía empezar con la terapia para poder caminar. A puros ruegos por parte de Adelina aceptó, entonces Anna lo llevara a un centro de rehabilitación para discapacitados, puesto que allí ella contaba con los mecanismos para ayudarle.

—Señor Samuel es momento de que demuestre que verdaderamente usted desea ser mi amante— bromeó Ana a modo de chantaje mientras agarraba la silla de ruedas indicando que debía usarla.

—Lo haré si aceptas darme otro beso— pidió coqueto y Boris que estaba parado en la puerta la