Buenovel

Descargar el libro en la aplicación

Download
19.

—¿Quién eres tú? —La pregunta salió de los labios de Gea, ¿acaso era una intrusa en busca de algo?

—¿Dónde está mi hermana? —La pregunta de la morena confundía a Gea, pero ahora que lo notaba si tenía cierto parecido con la alma de Xel. No tenía ánimos de responder, pero también quería saber porque aquella chica había aparecido frente a casa de Eros, así, de la nada. —He transcurrido un largo camino para llegar hasta aquí, respóndeme. —Gea negó en su dirección, se negaba a darle información a una desconocida. Se parecía a Isa, sí, pero ya había metido la pata lo suficiente.

—Vuelve por donde viniste. —Habló borde la l