Buenovel

Descargar el libro en la aplicación

Download
Capítulo 53

Giovanni sonrió ante algo la broma que le dijo Mia al oído. Ella siempre encontraba la manera de hacerle sonreír. Su mera existencia era suficiente para hacerlo feliz, pero tenía la suerte de que además ella lo amaba.   

Mia estaba sentada a su lado con la cabeza reclinada sobre él mientras la sujetaba con un brazo por los hombros. Ese era su lugar, junto a él.

Los padres de Mia y de Luka, estaban sentados en el sofá más largo. Ambas parejas en una posición a la de ellos. Zinerva e Isabella estaban en el otro sofá y Luka estaba en el sillón individual. No le pasaba desapercibido las miradas que este último lanzaba a Isabella de rato en rato y que ella esquivaba con habilidad. Podía deducir que esos dos terminarían juntos, aunque parecían tener un camino largo por recorrer.

De propia mano sabía que muchas personas no tomaban el camino s