Buenovel

Descargar el libro en la aplicación

Download
Capítulo 12

Dos días habían transcurrido desde que Mia había visto a Giovanni, dos días en los que él la había acosado en sus pensamientos desde el momento en que se levantaba. No importaba cuánto tratara de pensar en otra cosa, siempre terminaba soñando despierta con su mirada, su olor, la textura de su piel bajo sus labios.

Después de haberlo besado aquella noche, había regresado a su departamento y actuado como si nada hasta que sus padres se marcharon. Ninguno de los dos había mencionado a su vecino y ella tampoco lo había sacado a colación. 

Se acarició los labios. Todavía no sabía cómo había tenido el valor para besarlo. Intentó encontrar una explicación, pero al final todo se dedujo a un impulso. Tenía más de los usuales cuando se trataba de él. Era como si el anulara el poco sentido común que pose&iacut