Buenovel

Descargar el libro en la aplicación

Download
DIEZ

S A W Y E R

En la casa del gran Sawyer Reed por primera vez las cosas no estaban tranquilas, sentimientos a flor de piel que no dejan que el putón de verbenero pueda hacer algo por ordenarlos o controlarlos, es un constante derrape entre emociones que ni entiendo ni quiero entender. Por si no ha quedado claro, el putón de verbenero soy yo y los sentimientos son tan confusos que aunque los mencionara no resolvería mis problemas y supondría de algún modo legitimarlos. Y legitimar la locura nunca está bien.

Aunque si sintetizamos el problema tiene un bebé en el vientre, pocas pecas en el rostro pero muchas en el pecho y también en otras partes que no quiero recordar por el bien de mini Sawyer, un matojo de insultos, los brazos casi siempre cruzados, labios fruncidos y unos ojos que me miran juzgándome prácticamente de forma constante como si yo volviera a la primaria y ella fuera mi maestra regañ&aa