Buenovel

Descargar el libro en la aplicación

Download
26

La ves cuando cierras los ojos, tal vez un día entenderás por qué todo lo que tocas, seguro se muere.

— Passenger, Let her go.

Sabía que el idiota de Alec no podía trazar un plan como ese y mover tantos recursos él solo. Sabía que alguien mucho más gordo, ya fuese su madre, tal vez mi tío Robert o algún barón de la Orga metido, incluso pensé en Ulises, uno de los tantos que quería verme bajo tierra, pero des de luego ni en un millón de años me habría esperado que los Rosemonde se hubiesen metido para destrozarme. Hacia años que no escuchaba ese apellido sino era por algún problema en alguna transacción en sus zonas, habían reglas escritas con sangre y selladas con vidas, u