Buenovel

Descargar el libro en la aplicación

Download
Capítulo 59

Cierro la puerta del auto de un solo golpe cuando bajo de él. Siento la furia recorrer todo mi cuerpo, la adrenalina sigue en mí haciendo estragos. Siento mis manos temblar y mi corazón va demasiado rápido en mi pecho. Mi cerebro solo repite una sola cosa: ha llegado el momento de pelear.

Escapamos del ataque en carretera gracias a que logramos desviar a las camionetas de nuestros enemigos con disparos. Pero eso no significa que la guerra no haya comenzado y que este no sea el primer intento de ataque. Ellos dieron el primer paso, es hora de combatir. El próximo en morir será Lavrov por traidor a su Organización.

—¡Vamos, prepárense! —grito a los guardias que custodian las puertas de la casona—. ¡Los sicilianos vienen en camino!

Veo cómo James trota hacia el jefe de vigilancia y le da algunas órdenes. Sé lo que le pide, yo misma le h