Buenovel

Descargar el libro en la aplicación

Download
Capítulo 47

No me amedrentan los rostros frente a mí que me miran con seriedad. Al menos el de Ruslan Lavrov, los demás son más cercanos y los cuales considero inferiores a mí, como el de Vadim Popov. Konstantin y Taras también están.

Obviamente es una reunión formal de la Organización para dejar claros los cambios efectuados de una vez por todas y así poder trabajar cada quien en lo que le corresponde. Junto a nosotros no se encuentra Grigoriy Popov, con él hablaré más tarde para que pueda ir a ejercer su mando en el asentamiento inglés. Una llamada y mi hombre encargado allá pasará a ser su mano derecha o más bien su “vigilante”; ya he acordado algunas cosas con él y está dispuesto a fingir para que el hijo mayor de Vladimir crea que es en realidad un jefe allá. Todo para mantenerlo en una fantasía y, por ende, leal a m&ia