Buenovel

Descargar el libro en la aplicación

Download
Capítulo 901 Su salvador
El coche estaba en silencio, y el sonido de la lluvia de afuera era demasiado claro.

¡Señor, sálvalos!

Nicole miró la cortina de lluvia afuera con desesperación. '¿Por qué los seguí? ¿Ha habido un momento más desesperado que este?’.

Julie puso los ojos en blanco y apuntó con sus uñas rojas brillantes a Ian. "Si no fuera una diosa elegante, ¡te habría matado y tirado tu cuerpo!".

Yvette asintió. "¡Así es!".

La boca de Ian se crispó mientras miraba a Nicole. "Tú me tratas mejor".

Nicole miró hacia arriba. “Llevaré flores a tu tumba”.

A medida que pasaba el tiempo, la temperatura en el coche disminuía gradualmente.

A nadie le funcionaba el teléfono porque no había red ni señal, así que solo podían esperar a que la gente pasara o tomara la iniciativa de encontrarlos.

Llovía a cántaros, y cuando dejó de llover, ya había anochecido.

El estado de ánimo de todos era particularmente complicado. Yvette perdió fuerza después de regañar a Ian, y Julie se apoyaba contra la ventana del coc