Buenovel

Descargar el libro en la aplicación

Download
-XXV-

Dominic subió al coche bajo la atenta mirada de Ian.

-¿Alguna urgencia?- preguntó.

Dominic alzó las cejas al mismo tiempo que forzó una sonrisa.

-Sí- cerrando la puerta, respondió -Un embarazado muy exigente-

Ian arrugó el ceño.

-¿Antojos?- se interesó.

Moviendo la cabeza y ampliando la sonrisa falsa, Dominic finalizó:

-Podríamos decir que...sí-

Y conforme con la respuesta, Ian puso dirección al trabajo del moreno mientras éste, masajeandose la entrepierna y aguantando no sisear, escribió un mensaje en el móvil y lo envió...

-Ja, que me iba a faltar, pufff, sé poco bien como...-

Joel dejó de hablar consigo mismo al oír el aviso de mensaje y agarró el móvil para ver quién era.

-¿Dominic?-

Lo abrió para leerlo:

<<Muy listo tú, sí, espera que vuelva a la tarde que lo que me has puesto te va a tocar llevarlo a ti...¡¡Yyyy me lo has apretado mucho, joder!!>>

-Ups, me va a castiga