Buenovel

Descargar el libro en la aplicación

Download
Capítulo 48 – Reunión en la recepción.

El hotel que él eligió era espectacular, no sólo porque la suite en la que nos hospedábamos estuviese sobre un alto edificio, en un perfecto ático con piscina y todos los lujos que me pudiese imaginar. La decoración del lugar era muy barroca.

Entramos entre risas y bromas.

- Ponte cómoda – me dijo, mientras salía a la terraza, a atender una llamada. Sonreí, guiñándole un ojo, para luego abrir la maleta y ordenar los vestidos, para que no se me arrugase.

Me coloqué el bikini, pues no quería dejar escapar la oportunidad de estrenar la piscina climatizada, pasando por su lado, haciendo que dejase de discutir en francés, y se fijase en mí. Se despidió, con desgana, dejó el móvil sobre la mesa y me siguió.

Me tiré al agua, observándole allí, desnudándose, tir&a