Buenovel

Descargar el libro en la aplicación

Download
Capítulo 28 – Ella.

Dormimos abrazados, por si lo dudabais. Ni siquiera me quité el vestido, a pesar de sus constantes sugerencias, no quería volverme loca y correr con él, aún tenía demasiado miedo, más después de lo que sucedió con Antonio.

Me resistía a despertar, a pesar de que la luz ya se colaba por la ventana de la habitación, y podía sentir sus caricias, por mi rostro, apartándome el cabello de la cara. Sonreí, abriendo los ojos, observándole allí. Estaba tan guapo… que me parecía mentira que acabase de despertar.

- Estás guapísimo al despertar – sonrió, sin dejar de mirarme, con cierto brillo en su mirada.

- Soy el Jorobado de Notre Dame a tu lado – bromeó, justo cuando su teléfono comenzó a sonar – sólo s