Buenovel

Descargar el libro en la aplicación

Download
-XXXII-

Durante la cena, Bale no había quitado los ojos de Joel.

Por deseo de su hermana (además de cabezonería) había permitido que el joven se sentara al lado de ella.

Danyel y Crystal lo hacían a su lado.

Al otro lado del pelinegro se sentaba su madre y en el otro extremo de la mesa y junto a Adele, lo hacía su padre.

-¿Fue un flechazo, no?- oyó que le preguntaba su madre.

El hombre se la quedó mirando

-¿También quieres saberlo?- sonrió Dominic.

-Es obvio, no es muy normal que en menos de dos semanas metas a un chico en tu casa me lo presentes como tu novio-

-Hubieras esperado a una chica ¿No?-

-No, no, a mí me da igual lo que cada uno de vosotros elijáis - aclaró Alice.

Posándole una mano en la suya, prosiguió diciendo:

-Lo único que tu padre y yo queremos es que tú y tus hermanos seais felices y si tú lo eres con Joel, nosotros también lo somos -

-Gracias-

-Y te he preguntado si es un flech