Buenovel

Descargar el libro en la aplicación

Download
Compras salvajes

Es sábado por la tarde y en vez de estar en mi habitación estudiando para el exámen del dis lunes, solo dejo que Brenda me sostenga del brazo y me arrastre de una tienda a otra. Ya no puedo con mis pies, así que me suelto de su agarre y me siento en la silla más cercana.

—¿Pero que demonios haces? —me regaña.

—Pues sentarme, ¿o es que no me estás viendo? —le respondo de mal humor.

—¿Pero quién demonios te entiende? —refunfuña—. Primero me levantas temprano hoy sábado, el único día que me puedo dormir hasta tarde para que te acompañe a comprar un atuendo adecuado para tu ridícula cita —coloca sus ojos en blancos— ¿Y ahora te sientas quejándote de que estás cansada? —resopla.

Es cierto, pero sino hubiera entrado en pánico por su culpa, no estar&iac