Buenovel

Descargar el libro en la aplicación

Download
Capítulo 33. Una confesión

Christian

Blake y yo salimos de ese bar, íbamos en mi auto, el personal de seguridad se encargó del suyo y con indicaciones de llevarlo a mi edificio, en el camino, nos miramos en silencio, Blake se mordió el labio constantemente, como si se debatiera en lo que va a ocurrir esta noche. Después de cinco meses y días, hoy habíamos cruzado una línea demasiado fina, demasiada cargada de deseo, también de fuego, el cuerpo de Blake buscó el mío, pero siempre ella se detenía, hasta que decidió posponer este momento, un momento que me hacía sentir con un chico de colegio, como si fuese a perder su virginidad con la chica que está enamorado desde hace años, sonreí a ese pensamiento, pero fui sacado cuando la mano de Blake acarició la mía, era una caricia tierna, simple, pero para mí lo era todo. Sonreí tímidam