Buenovel

Descargar el libro en la aplicación

Download
Capítulo 29. Un viaje

Christian

 —Ya están las reservaciones…—anunció Blake con la tableta en manos, se la retiré y le acerqué el plato de cereal y el jugo de naranja.

 —Puedes hacerlo en la oficina, ahorita, desayuna.

 Ella miró la tableta y le hago señas de que coma algo antes de irnos a la oficina, se mordió el labio inferior y a regañadientes se concentró en desayunar, puse mi mano en su regazo y di un apretón para llamar su atención, ella me miró y sonrió.

 —Ya estoy comiendo algo…—dijo.

 —Bien, me parece perfecto. —regresé la mirada al periódico que había dejado a un lado para quitarle esa tableta, había bajado y ya estaba lista antes que yo, había notado unas pequeñas ojeras, señal de que no había dormido bie