Buenovel

Descargar el libro en la aplicación

Download
Capítulo 139: No quiero sentirme valiente, quiero sentirme libre (Final II)

La muchacha se puso de pie se acercó al Padre Alejandro, entonces inhaló profundo, observó a Iván, y luego a Diego, enseguida tomó la palabra:

—Buenos días soy Paloma Borrero, en este hermoso día que el cielo nos envuelve del mágico color azul y los rayos del sol nos abriga la piel no quiero hablar sobre los tristes episodios que todos los que estamos aquí hemos vivido. —Sonrió—. Yo vengo a decirles que, aunque a veces en la vida se nos presentan días grises en los cuales pensamos que no tenemos salida y que no podremos avanzar; el sol nunca deja de brillar. —La mirada de Paloma se clavó en los azules ojos de Iván—. Fui víctima de una terrible venganza, que no tenía sentido, yo era inocente de lo que se me acusaba, sin embargo, mi pareja me destrozó la vida.

La mirada de Iván se nubló de tristeza, su corazón se fragmentó al recordar todo el daño que le causó a esa joven que solo buscaba sentirse amada. Pasó con dificultad la saliva para

Angellyna Merida

Queridos lectores espero hayan disfrutado esta historia, que como les mencioné es muy distinta y diferente a las otras de venganzas en las que se acostumbra a dejar al verdugo con la protagonista. Espero haya sido de su agrado, faltan unos capítulos extras, y el epilogo, los iré subiendo uno diario en esta semana, y también mi reflexión final. Gracias por leer.

14