Buenovel

Descargar el libro en la aplicación

Download
Capítulo 109

Los primeros rayos del sol empezaban a colarse por las rendijas de las ventanas de la alcoba de la cabaña. El trinar de las aves se escuchaba en el bosque, mientras Olivia, reposaba en los brazos de Iván, él abrió con lentitud sus ojos. Recordó que tenía cita con el terapista que el padre Alejandro, recomendó, ahora más que nunca necesitaba desahogarse con alguien que pudiera escucharlo y entenderlo.

Con un beso despertó a Olivia, quién se cubrió con las sábanas para seguir durmiendo.

—Tenemos cita con el terapista, recuerda que quedó en visitarnos hoy.

—Un ratito más —pidió Olivia.

—Eso te pasa por dormir tarde.

Olivia descubrió su rostro, tomó una de las almohadas y se la lanzó a Iván.

—¡Por