Buenovel

Descargar el libro en la aplicación

Download
Capítulo 76

El corazón de Paloma se hinchó de felicidad, lo miró con infinita ternura y luego pasó sus manos por el castaño cabello de él, prosiguió acariciando con sus dedos el rostro de Diego, entonces dirigió su lengua al cuello de su amado doctor, embriagándose de su varonil fragancia. 

La respiración del médico se aceleró, sus dedos se hundieron en la cintura de ella, la estrechó a su cuerpo con fuerza.

Paloma con las manos temblorosas fue palpando el firme pectoral de su novio, sus dedos subían y bajaban con lentitud acariciando la suave piel del médico, luego se inclinó para dejar varios besos en el pecho de Diego.

El doctor Serrano exhaló algunos suspiros y jadeos, cerró sus ojos para dejarse acariciar por los labios de Paloma.

Ella dudó por un instante, inhaló y exhaló entonces llevó su mano a la gran erección de Diego. Él abrió sus ojos con sorpresa.

—¿Te hice daño?

Angellyna Merida

Un momento muy emocionante para Paloma y Diego, el darse cuenta que ellos no son el problema, sino el egoísmo de sus exparejas. ¿Les está gustando la historia? No olviden dejar sus reseñas y recomendarla, como les conté es una historia muy distinta a las de venganza. Quizás muchas esperan ver de nuevo a Iván con Paloma, pero mi condición de mujer me hace llevar esta historia por otro rumbo, y dar llevar un mensaje. Mil gracias a quienes me apoyan.

15