Buenovel

Descargar el libro en la aplicación

Download
Capítulo 32. "Isaac tenía un jefe"

Daniel miró quién sabe por cuantas veces más el reporte del forense, luego lo comparó con el primero, se pasó una mano por su cabello rebelde, luego sus dedos tiraron suavemente de él, era un movimiento que Carolina solía hacer en la intimidad. Su corazón se estremeció el solo imaginarla frente a él, recostados a un lado del otro, mirándose en total silencio, mientras la luz de la luna apenas bañaba el rostro de ella.

—¿Puedo pasar? —Daniel salió de sus propios pensamientos, levantó la mirada hacia la puerta, Anna tenía una parte de su rostro asomado y una mano sobre la madera de la puerta.

—Sí, pasa—dijo él al mismo tiempo que cerró el folder con los reportes en su interior, se acomodó el cabello y                                         

soltó un