Buenovel

Descargar el libro en la aplicación

Download
12: Sweet Valerian

Aunque el volante que Rosa había elegido no le convencía en lo más mínimo, Yuri terminó aceptando ir a ese lugar. Caminaron por el sector comercial siguiendo las instrucciones del papel y se detuvieron frente a una casa curiosa, era bastante grande, pero circular, rodeada por un jardín muy bien cuidado y a su vez rodeado por una reja en la que se podían leer las palabras…

Sweet Valerian… —leyó Yuri en voz alta.

—He oído sobre este lugar —dijo Rosa—, dicen que es una cafetería bastante buena y que sus postres son deliciosos.

Yuri miró a Rosa de forma perspicaz.

—Supongo que quieres trabajar aquí a ver si consigues pastel gratis.

Rosa rio sin intentar ocultar sus oscuras intenciones.

Yuri y sus compañeras entraron a la propiedad, pasaron por el jardín y llegaron hasta la puerta principal.