Buenovel

Descargar el libro en la aplicación

Download
39: Un corazón roto

Dalia se apuró a sacar su cara de entre sus manos y ver a su derecha. Ahí se encontró con una mujer. Era morena y de largo y lacio cabello castaño, tenía unos ojos dorados y su delgado cuerpo estaba enfundado en un largo pero simple vestido blanco. Pese a que sonreía, había algo en ella que la ponía nerviosa… como el hecho de que nunca se había percatado de cuándo se le había acercado.

—No-no es nada —dijo Dalia apurándose a limpiarse las lagrimas.

—Oh vamos —dijo la mujer un poco burlona y comenzando a acercarse a Dalia—, me la paso todo el tiempo enterrada entre papeleo sin oportunidad de cumplir funciones docentes y ahora que al fin tengo una, ¿me la vas a negar?

Esa declaración confundió a Dalia.

—¿A qué se refiere? ¿Quién es usted?

La mujer rio ante la pregunta.

&