Buenovel

Descargar el libro en la aplicación

Download
38: La declaración de un adiós

Yuri iba camino al dormitorio, pensando en todo lo que su padre le había dicho. Él tenía razón, debía terminar a Dalia, no se merecía sufrir cuando el él que era ahora desapareciera, mientras más rápido terminara con esa mentira mejor… ¿pero cómo lo haría? Hasta antes de conocer a Dalia él nunca se había planteado estar en una situación de tener novia, ¡mucho menos terminarla! Qué problema…

—¿Yuri? —dijo una voz que sacó al muchacho de sus pensamientos.

Yuri se apuró a levantar la cabeza y frente a él, recargada bajo un farol, estaba Dalia.

—Dalia… —comenzó Yuri— ¿Qué-qué haces aquí? ¿Dó-dónde está Rosa?

La muchacha miró a Yuri a la cara, luego bajó la mirada y dijo:

—Rosa