Buenovel

Descargar el libro en la aplicación

Download
61

Tess escuchó las notas musicales de la canción Tristesse sonando en su cabeza y poco a poco fue despertando. Encontró al lado de su cabeza, sobre la almohada, la caja musical que Adam le había regalado hacía ya muchísimo tiempo y sonrió. Seguramente alguien la había traído aquí.

August no estaba a su lado, y eso le extrañó. ¿Quién la había traído, entonces?

—Yo lo hice —dijo una voz a su lado, y Tess se sorprendió un poco al ver a una anciana de pie a un lado de su camilla. Pero no era cualquier anciana, era Sam, Samantha Jones antes de que el milagro ocurriera en ella, antes de que se convirtiera en esa despampanante pelirroja que ahora era.

Su corazón empezó a latir con mucha fuerza, y asustada, trató de sentarse. ¿Qué había pasado con Sam? ¿Se había revertido todo?

&md