Buenovel

Descargar el libro en la aplicación

Download
33

Esa mañana de domingo fue un poco más tranquila que de costumbre. Kyle despertó primero y se fue a la cocina. Allí encontró a su papá luciendo solamente un pantalón y exprimiendo naranjas.

Abrió grande sus ojos. ¿Papá había dormido aquí?, se preguntó. ¿Qué significaba esto? ¿Significaba que volvería para siempre? ¿Qué decía mamá de esto?

—Madrugaste —comentó su papá, y Kyle se acercó a él, y lo abrazó, aunque sólo alcanzaba a rodear su cintura con sus bracitos—. ¿Está todo bien?

—¿Te vas a venir a vivir aquí? —le preguntó, y él sonrió.

—Claro que sí. Nada hará que me vaya.

—¿Mamá está de acuerdo? —él hizo una mueca como si med