Buenovel

Descargar el libro en la aplicación

Download
24

August Warden volvió a casa de sus padres cual hijo pródigo… o eso era lo que le parecía a él cuando también Henry, su padre, lo abrazó con cariño. ¿Cómo alguien podía dejar todo esto atrás?, se preguntó nuevamente estrechando al anciano.

Cuando era Adam Ellington, el exitoso millonario, nunca tuvo tanta gente alrededor que llevara su sangre y que lo amara de esta manera. Ahora estaba feliz de haber cambiado toda su fortuna por esta familia; si le hubiesen pedido voluntariamente que lo hiciera, tampoco lo habría dudado.

—Estás… estás tan guapo —le dijo Beth, su madre, la mujer que lo había dado a luz. Era una guapa mujer rubia y de ojos claros que ya tenía muchas canas y arrugas alrededor de los ojos. Debían tener setenta, o casi, pero se mantenían saludables, sobre todo, porque Henry sufría del coraz&oacu