Buenovel

Descargar el libro en la aplicación

Download
Capítulo 41. Un secuestro

Charlotte Murphy

Sentí como el aroma se impregnó en mis fosas nasales, el olor me daba náuseas y estuve a punto de levantarme, pero no me podía mover. Mi cuerpo estaba inerte. No podía abrir mis ojos ya que algo me los cubría fuertemente.

Las notas musicales de piano empezaron a escucharse. Intenté moverme pero era imposible. Moví dificultosamente mis pies...y para mi sorpresa estaba descalza.

¿Qué está pasando? Intenté hablar pero no pude. Es como si estuviera en trance. O algo parecido.

El miedo empezó a llenarme por completo. ¿Dónde estaba? ¿Por qué mi cuerpo no se podía mover? ¿Dónde estaba Aiden?

Sentí un pinchazo en mi brazo, y lo que haya sido, quemaba por dentro. Intenté luchar pero ni un centímetro pude moverme, o reaccionar.

La oscuridad me abrazó en segundos....

Estaba descalza y el césped estaba a mis pies. Picaba, pero al mismo tiempo me agradaba. Levanté la vista, y a